Documento interno revela que Google abandonó la libertad de expresión

“La Buena Censura: Se filtra documento interno de Google, en el que admiten que abandonan la libertad de expresión en favor de la seguridad y el civismo

Un informe interno producido por Google y filtrado en forma exclusiva a Breitbart News, argumenta que a raíz de una variedad de factores, incluyendo la elección del presidente Trump, la “tradición Americana” de la libertad de expresión en internet ya no es viable.

A pesar de la filtración del video en el que el mundo pudo observar cómo altos ejecutivos de Google declaraban su intención de asegurarse de que el ascenso de Trump y su movimiento populista fuera tan solo un “hipo” en la historia, Google ha negado, en repetidas ocaciones, que la parcialización de sus empleados se filtre hacia sus productos.

Pero un informe de 85 páginas, titulado “La Buena Censura”, admite que Google y otras plataformas tecnológicas, las cuales ahora “controlan la mayoría de las comunicaciones en línea”, se han “volcado hacia la censura” en respuesta a eventos políticos no bienvenidos que se han dado alrededor del mundo.

Ejemplos citados en el documento incluyen las elecciones del 2016 en EE.UU. y el ascenso del partido “Alternativa para Alemania”, en dicho país.

En respuesta a la filtración, una fuente oficial de Google dijo que el documento debería considerarse una investigación interna, más no una posición oficial de la compañía.

El informe etiqueta la idea de la libertad de expresión en internet como una “narrativa utópica” que ha sido “menoscavada” por eventos globales recientes, y por el “mal comportamiento” de parte de los usuarios. Abajo puedes leer el documento completo.

Reconoce que las principales plataformas tecnológicas, incluyendo a Google, Facebook y Twitter, inicialmente le prometieron a sus consumidores una libertad de expresión. “Este ideal de libertad de expresión se infundió en el ADN de las startups de Silicon Valley, las cuales ahora controlan la mayoría de las conversaciones que se dan en internet,” dice el documento.

El informe argumenta que Google, Facebook, YouTube y Twitter están atrapadas entre dos posiciones incompatibles: “el mercado de las ideas libres sin restricciones” vs. “un espacio bien ordenado para la seguridad y el civismo”.

El primer enfoque es descrito como el producto de la “tradición Americana”, la cual “prioriza la libertad de expresión como factor clave para la democracia, en vez del civismo”. El segundo es descrito como un producto de la “tradición Europea”, el cual “favorece la dignidad y el civismo por encima de la libertad”; el informe clama que todas las plataformas tecnológicas ahora se están moviendo hacia la tradición Europea.

En el documento se asocia el nuevo rol de Google, como el garante del “civismo”, con las categorías de “editor” y “editorial”. Esto es significativo, dado que Google, YouTube y otros gigantes tecnológicos, públicamente claman que ellos no son editoriales, sino que en realidad son plataformas neutrales – una categoría que les concede inmunidades legales especiales bajo la Sección 230 de la Communications Decency Act. En otras partes del documento, Google admite que la Sección 230 fue diseñada para asegurarse de que ellos pudieran permanecer como plataformas neutrales en las que se respetara la libertad de expresión.

Trump, Teórico de la Conspiración

Una de las razones que Google identifica como supuesta causante del desencanto general del público en lo que concierne a la libertad de expresión, es que ésta “gesta teorías de la conspiración”. ¿Y cuál es el ejemplo que Google utiliza para respaldar esta afirmación? Un tweet del entonces candidato Donald Trump, en el 2016, en el que afirmaba que el motor de búsqueda de Google estaba suprimiendo los resultados negativos sobre Hillary Clinton.

En ese entonces, Google dijo que suprimió la función de sugerencias negativas automáticas para todas las personas, no solo para Hillary Clinton. Sin embargo, resultaba comparativamente fácil encontrar esas sugerencias cuando se buscaba información acerca de Bernie Sanders o Donald Trump. Una investigación independiente hecha por el psicólogo Dr. Robert Epstein también muestra que los resultados de búsqueda de Google sí favorecían a Hillary Clinton en el 2016.

En el documento, Google yuxtapone dos veces unos datos que supuestamente corroboran la “interferencia rusa” en las elecciones de EE.UU., con fotos de Donald Trump. En cierto punto, el documento admite que las plataformas tecnológicas están cambiando sus políticas para evitar acciones del congreso en torno a temas de interferencia foránea.

El documento no se dirige al hecho de que, de acuerdo con psicólogos de renombre, el impacto de “robots” y propaganda foránea es inapreciable por los votantes.

De Sugerencias a Políticas de la Compañía

No es claro a quién se dirigiría la “Buena Censura”. Lo que sí está claro, sin embargo, es que Google gastó (o le pagó a alguien para que lo hiciera) tiempo y esfuerzos significativos para producir éste documento.

De acuerdo con la publicación misma, ésta fue el producto de un proceso extensivo que involucró “varias capas de investigación”, incluyendo entrevistas con el experto editor en jefe del MIT Tech Review, Jason Pontin, el escritor del Atlantic, Franklin Foer, y el académico Kalev Leetaru. 35 observadores culturales y 7 líderes culturales, de 7 países ubicados en 5 continentes distintos, también fueron consultados para producir el informe.

Lo que también queda claro es que varias de las recomendaciones hechas en la publicación se ven reflejadas ahora en las políticas de Google y sus empresas hermanas.

Por ejemplo, la publicación argumenta que las compañías de tecnología tendrán que censurar sus plataformas si desean “expandirse internacionalmente”. Google actualmente está construyendo un motor de búsqueda censurado para ganar acceso al mercado de China.

El documento también lamentó que internet permita que “gente ordinaria” compita en un terreno nivelado con “fuentes de autoridad” como el New  York Times. YouTube, que le pertenece a Google, ahora promueve las supuestas “fuentes de autoridad” con su algoritmo. La compañía no nombró específicamente cuáles serían las fuentes que promovería con los cambios que hizo.

Partes claves de la publicación pueden encontrarse en los siguientes números de página:

  • P2 – La publicación declara que “los usuarios están preguntando si la apertura de internet debería celebrarse del todo”, y si “la libertad de expresión se ha convertido en un arma social, económica y política”.
  • P11 – La publicación identifica a Breitbart News como el medio más interesado en el tema de la libertad de expresión.
  • P12 – La publicación dice que los ideales tempranos de la libertad de expresión en internet eran una “utopía”.
  • P14 – La publicación admite que Google, junto con Twitter y Facebook, ahora “controlan la mayoría de las conversaciones que se dan en internet”.
  • P15 – La sección 230 de la Communications Decency Act está vinculada a la posición de Google como una plataforma para la libertad de expresión. En otra parte del documento (p68), la movida de Google y otras plataformas hacia la moderación y censura, están asociadas con el rol de una “editorial” – rol que no estaría sujeto a las protecciones legales que ofrece la Sección 230.
  • PP19-21 – La publicación identifica varios factores que supuestamente erosionan la fe en la libertad de expresión. La elección de Donald Trump y el supuesto involucramiento ruso son identificados como uno de esos factores. El alza del partido populista “Alternativa para Alemania” – al cual el informe falsamente señala como “extrema derecha” – es otro.
  • PP26-34 – La publicación explica cómo “el mal comportamiento de los usuarios” menoscaba la libertad de espresión en internet y permiete que “políticos horribles expandan su influencia”. El informe lamenta que “racistas, misógenos y opresores” puedan hacer oir sus voces junto a las de “revolucionarios, soplones, y activistas.” Advierte que los usuarios son “propensos a transgredir las normas morales” bajo la protección del anonimato.
  • P37 – La publicación reconoce que China – país para el que Google está desarrollando un motor de búsqueda totalmente censurado – tiene el peor record en torno a las libertades en internet.
  • P45 – Después de advertir sobre el ascenso del discurso de odio en internet, la publicación aprueba y cita a Sarah Jeong, una editora del New York Times famosa por su arduo odio hacia los hombres blancos (Google actualmente lidia con una demanda por discriminación de hombres blancos en la compañía, entre otras categorías).
  • P45 – La publicación lamenta el hecho de que internet haya sido un lugar en el que las personas pueden competir en igualdad de condiciones, advirtiendo que “el debate racional es dañado cuando voces con autoridad reciben la misma atención que las voces de personas ordinarias”.
  • P49 – El documento acusa al presidente Trump por esparcir “teorías de conspiración” al afirmar que la función de sugerencias autocompletadas de Google favorecían injustamente a Hillary Clinton en el 2016. (Las sospechas de Trump de hecho eran correctas – una investigación independiente demostró que Google efectivamente favoreció a Hillary Clinton en el 2016).
  • P53 – La plataforma para la libertad de expresión, Gab, es identificada como un gran destino para usuarios que están insatisfechos con la censura que se está dando en las principales plataformas.
  • P54 – Después de advertir sobre el “acoso en internet” al principio del documento, la publicación aprueba y describe la forma en que una campaña mediática, compuesta por una turba de 27.000 personas, se involucró en “comentarios amigables para contra atacar narrativas inapropiadas”.
  • P57 – El documento yuxtapone supuestos hechos de interferencia rusa en la elección, con fotos de Donald Trump.
  • P63 – La publicación admite que cuando Google, GoDaddy y CloudFlare simultáneamente le negaron su servicio a The Daily Stormer, “estaban expulsando con éxito a dicha organización del internet”, un punto que fue señalado por la Fundación Electronic Frontier  y la FCC en sus subsecuentes advertencias sobre la censura en internet.
  • PP66-68 – La publicación argumenta que Google, Facebook, YouTube y Twitter están atrapadas entre dos posiciones incompatibles; el “mercado de ideas sin mediación” vs. “espacios bien ordenados para la seguridad y el civismo”. La primera es descrita como un producto de la “tradición Americana” que “prioriza la libertad de expresión como factor clave para la democracia, más no el civismo.” La segunda es descrita como producto de la “tradición Europea”, la cual “favorece la dignidad y el civismo por encima de la libertad”. La publicación clama que todas las plataformas tecnológicas se están moviendo hacia la tradición Europea.
  • P70 – La publicación presenta las razones por las que las grandes empresas tecnológicas se están “volcando hacia la censura”, incluyendo la necesidad de responder a demandas regulatorias que les impiden “expandirse globalmente” para “monetizar contenidos a través de su organización”, “proteger a publicistas de contenidos controversiales, e incrementar sus ganancias.”
  • PP74-76 – La publicación advierte que las preocupaciones sobre la censura efectuada por las principales plataformas tecnológicas se ha expandido más allá de las principales fuentes informativas de la derecha.

Lee el documento La Buena Censura abajo:”1

The Good Censor – GOOGLE LEAK by on Scribd

1. BOKHARI, Allum. 9 de octubre de 2018. “‘THE GOOD CENSOR’: Leaked Google Briefing Admits Abandonment of Free Speech for ‘Safety And Civility’’. Breitbart News. https://www.breitbart.com/tech/2018/10/09/the-good-censor-leaked-google-briefing-admits-abandonment-of-free-speech-for-safety-and-civility/

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Skype
Email
WhatsApp

Algunos Clientes

Scroll Up