“5 COSAS QUE NECESITAS SABER SOBRE LA FALSA “NEUTRALIDAD DE INTERNET”

La siguiente publicación es auspiciada por Free Our Internet (Liberen Nuestro Internet).

Hace tres años, Google usó su influencia en la administración Obama para que se pasaran unas regulaciones gubernamentales que barrieron con todo lo que conocíamos del internet moderno. Las llamadas “net neutrality (neutralidad de internet)” fueron vendidas al público a través de una campaña de desinformación masiva, afirmando que dichas reglas, como fueron concebidas por la Comisión Federal de Comunicaciones de Obama (FCC por su sigla en inglés), eran necesarias para asegurar la existencia de “un internet seguro y abierto”. Desafortunadamente, el nombre que eligieron no puede estar más lejos de lo que en realidad persiguen.

Las supuestas regulaciones para la neutralidad de internet ofrecieron la falsa ilusión de que existiría neutralidad en línea, así como un falso sentimiento de que los cibernautas serían protegidos por el gobierno. Lo que en realidad sucedió es que estas regulaciones, por sí solas, debilitaron el libre flujo de la información gracias a que en realidad empoderaron en forma desmedida a las empresas más poderosas del mundo de internet, tales como Google, Facebook y Twitter, a las cuales se les permitió empezar a censurar la libertad de expresión de sus usuarios, filtrar y manipular información, y abusar en la recolección de la información personal de los cibernautas, sin tener que rendirle cuentas a nadie por ello, ni aplicar procedimientos transparentes fáciles de auditar. A continuación te explicamos en detalle cómo sucedió todo esto.

 

1. La falsa neutralidad de internet no aplica para Google ni Facebook

Las regulaciones de neutralidad sólo aplican para las empresas proveedoras del servicio de internet (ISPs por su sigla en inglés) como Verizon y Comcast. Éstas no aplican, ni nunca lo han hecho, para las empresas de internet más grandes del mundo – Google, Facebook, Twitter y Amazon.

La neutralidad de internet se rige bajo el principio de que todos los datos publicados en línea deben ser tratados de la misma forma. Sin embargo, la falsa neutralidad de internet, promovida por Obama, excluyó a propósito a las empresas de Silicon Valley, dejándolas libres para bloquear y discriminar contenidos a su antojo.

 

2. La falsa neutralidad de internet permite que haya censura y menos transparencia en línea

La falsa neutralidad de internet solamente aplica para las empresas proveedoras de servicios de internet, más no para plataformas de comunicación masivas como Facebook, Twitter, YouTube y Google. Esas empresas hoy en día ostentan un control casi total de la información que fluye en línea, y son activas para tomar acciones que bloquean el acceso a contenidos que les interesa resguardar del público, para lo cual censuran, expulsan usuarios de sus plataformas y manipulan la información que los consumidores pueden ver, o no, en línea. Lo descrito anteriormente se está convirtiendo en la práctica estándar de Silicon Valley.

Los proponentes de las regulaciones para la neutralidad de internet de Obama frecuentemente citan una docena de “ejemplos” en los que las empresas proveedoras del servicio de internet bloquean a usuarios desde el año 2005, pero cada caso que exponen es extremadamente débil, fue adulterado, u obedeció a fallas técnicas del cableado usado para proveer el servicio. No obstante, en los 2.5 años que estuvieron vigentes las regulaciones de Obama, gigantes de las redes sociales como Facebook, YouTube y Twitter han sido atrapados, en repetidas ocasiones, censurando contenidos (principalmente de ideología conservadora), bloqueando, expulsando o de-monetizando a usuarios, y abusando de la información de los cibernautas con procedimientos poco transparentes. Estas empresas incluso están trabajando con gobiernos extranjeros para silenciar voces en línea que no están alineadas con sus agendas políticas.

 

3. La falsa neutralidad de internet fue el resultado de la acogedora relación de Google con Obama

Google fue el aliado corporativo más cercano de la administración Obama – disfrutando de más acceso al ex presidente, su personal y reguladores, del que tenía cualquier otra empresa de los Estados Unidos. De hecho, el entonces CEO de Google, Eric Schmidt, ayudó a que el ex presidente Obama fuese elegido, irónicamente, raspando el mismo tipo de información personal que Cambridge Analytica recopiló.

Las falsas regulaciones para la neutralidad de internet se moldearon al mismo tiempo que Google hacía lobby mediante visitas frecuentes a la Casa Blanca de Obama. Fue durante el curso de todas estas visitas que Obama le instruyó a la FCC – una agencia independiente – que adoptara reglas que se habían implementado en 1934 para los monopolios estatales, lo cual era algo bueno. Después de esta intromisión sin precedentes de Obama en los asuntos de Silicon Valley, la FCC cambió su curso y decidió adoptar las regulaciones preferidas por Google Obama.

Durante el corto tiempo que estas reglamentaciones estuvieron activas, la censura de contenidos por parte de Google y Facebook se disparó enormemente, la transparencia en sus prácticas se precipitó, y se siguieron implementando algoritmos ocultos para manipular la información que los usuarios de estas plataformas pueden ver, o no, en línea.

 

4. La falsa neutralidad de internet ignoró el poder casi monopólico de Google y Facebook

Los navegadores Google Chrome disfrutan de una participación de mercado del 65% en Estados Unidos, mientras que Internet Explorer ocupa el segundo lugar con un 9% de cuota del mercado. El motor de búsqueda de Google domina con un 88,26% de las búsquedas que se realizan en línea. Facebook domina las redes sociales con cerca del 80% del mercado. Y Google y Facebook controlan el 73% de toda la publicidad que se realiza en línea en Estados Unidos. El dominio de Google a lo largo de múltiples plataformas, servicios y hardware, es una demostración de poder que no tiene precedentes en la historia de la humanidad.

La falsa neutralidad de internet fue empujada bajo la premisa de que estas regulaciones eran necesarias para lidiar con los monopolios de las empresas que custodian los portales de acceso a internet. Si nos tomáramos en serio dicha afirmación, entonces es claro que una verdadera neutralidad de internet debería regular a quienes realmente ostentan ese poder en el mercado – Google y Facebook. El poder de estas empresas no solo ha dejado en claro que tienen la capacidad de aplastar a sus competidores, sino que, más importante aún, los hemos visto ejerciendo este poder para interferir sin escrúpulos con el libre acceso a la información en internet.

 

5. Los esfuerzos del congreso por proteger esta falsa neutralidad de internet, mediante el uso de la herramienta CRA, amenazan con destruir cualquier chance de desarrollar protecciones reales que garanticen una verdadera neutralidad de internet

Los demócratas, liderados por el senador Ed Markey (D-MA), están buscando re-instaurar las falsas regulaciones creadas por Silicon Valley/Obama para garantizar una supuesta neutralidad en internet. Para ello buscan usar una oscura herramienta legislativa – La CRA. Cualquier uso exitoso de la CRA seguirá brindándole a Facebook y Google total inmunidad frente a cualquier regla que busque: prohibirles bloquear y censurar contenidos; exigirles mayor transparencia en sus prácticas; o discriminar a usuarios, servicios y aplicaciones de internet, por más que respeten la ley.

La Asociación de Internet (que representa a Google, Twitter, Facebook, etc.) declara que las regulaciones para la neutralidad de internet son necesarias para asegurar que “no haya una interferencia/desventaja poco razonable”, y para que “aquellas prácticas que intervienen sin razón, dejen de poner en desventaja la habilidad que tienen los consumidores para acceder a contenidos, servicios y aplicaciones de su elección en internet”. Su intención es que esas malas prácticas sean examinadas o prohibidas, si es necesario.

Esa declaración suena genial, pero entonces, ¿por qué nuestros congresistas están tratando de exonerar de dichas reglas a las empresas globales más grandes del mundo, las cuales tienen su mano en virtualmente todas las comunicaciones que se efectúan en internet a nivel mundial? La única forma en la que podremos conseguir un internet neutral es aplicando estas reglas a los mayores guardianes de la información del mundo, así que es hora de que los congresistas hagan las cosas para las que fueron elegidos y escriban leyes que protejan a sus constituyentes, en vez de proteger a sus donantes corporativos.

 

Para aprender más acerca de la falsa Neutralidad de Internet que se encuentra bajo consideración en el congreso, visita www.FreeOurInternet.org(1)

 

(1) FREE OUR INTERNET. 03 de abril de 2018. “5 Things You Need to Know About Fake Net Neutrality”. Breitbart, Estados Unidos. http://www.breitbart.com/big-government/2018/04/03/5-things-need-know-fake-net-neutrality/

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Skype
Email
WhatsApp

Suscríbete al boletín

© 2018 Tu Marketing Bogotá | Derechos reservados.

Scroll Up